TOCINO DE CIELO

17 feb. 2014 10 comentarios en esta entrada



English version

Un postre con nombre divino, creo que se lo debemos a unas monjas de Jerez de la Frontera, lo elaboran desde hace siglos y siglos en las cocinas de sus conventos. Aunque me considero fan total porque me parece una maravilla de postre, nunca lo había hecho en casa. Una vez mas, los chicos lo disfrutan en su cena de la sociedad de los miércoles.




TOCINO DE CIELO 

INGREDIENTES - salen 12
12 yemas de huevo
300 gramos de azúcar
1 vaso de agua
1 corteza de limón

PROCEDIMIENTO
Poner el agua y el azúcar en una cazuela. Añadir la corteza de limón y cocer hasta obtener un jarabe a punto de hebra floja. Untar un molde, de paredes lisas, con parte del jarabe y déjalo templar.







Poner las yemas en un bol y batirlas ligeramente. Añadir el jarabe que nos quedaba a las yemas y mezclarlo todo bien. 



Meter el molde dentro de una cazuela al baño María, colar la mezcla de yemas. Cerrar la cazuela y cocerlo a fuego suave durante 20 minutos. Dejar enfríar, desmoldar y servir.

Muy importante para que no salga ni una grieta en el tocinillo, dejarlo enfríar muy bien antes de desmoldar.







LISTO

10 comentarios

  1. Delicioso. Lo sirves acompañado con un COULIS de frambuesa al lado y...gloria bendita !!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya me dirás ¿Quién se puede resistir a esto? Y eso que yo no soy fan de lo dulce precisamente. Se ven preciosos y sabrosísimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado estupendo, aunque yo no soy mucho de tocino de cielo, me lo llevo igualmente, ya que a mi madre le encanta. Un abrazo.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  4. Me encantan son un b¡vicio autentico!!besos

    ResponderEliminar
  5. tocinillo de cielo, pecado divino... un vicio total! nunca lo he hecho en casa porque es que me lo comería entero! este está perfectísimo... no me mandas uno pequeñito?
    un besote, Marialuisa guapa!!

    ResponderEliminar
  6. Pero qué cosa tan rica tesoro!!! Esto en mi casa vuela en diez minutejos, tendría que esconderlo y dosificarlo...
    La repostería monacal no tiene desperdicio, qué buena!!!

    ResponderEliminar
  7. Esto es un pecado Mª Luisa, nunca lo he hecho en casa, pero la verdad con lo que me gusta y viendo tu receta ya estoy tardando.

    Que pena no poder vernos, pero bueno no te preocupes otra vez sera, me imagino que vendrás superatareada haciendo de Ciceron, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo que de niño los veía y no se me antojaban, hasta que ya de mayor decidí probarlos, ahora es que me chiflan...

    En mi tierra, Jerez, cuentan que usaban las claras de huevo para clarificar el vino, así que con las yemas las monjas comenzaron a preparan este rico dulce.

    Te ha quedado de película.

    Un fuerte abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  9. Qué pinta, aunque no sea mi preferido. Se lo paso a mi cuñado. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Mi querida amiga,me vuelven loca los dulces de los conventos, pero este tocino de cielo, esta mucho mas rico que los que se puedan hacer en el mejor de los conventos, te ha quedado divino, y el detalle de cortarlo con ese bonito molde me ha encantado. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar