LOS HOMBRES Y LOS COLORES

27 dic. 2010 0 comentarios en esta entrada

¿Qué les pasa a los hombres con los colores?.

Estaba aquí, pensando en voz alta. No va a ser una reflexión graciosa ni es una reflexión que me estoy haciendo constantemente, solo que ha vuelto a salir el tema de los colores en esta casa y se me estaba ocurriendo pensar en voz alta y escribirlo simplemente.




Aparentemente, los hombres no identifican los colores "raros". Esto les pasa a casi todos. Parece ser que solo identifican los primarios, es decir,( los colores del parchís), el rojo, el verde, el azul y el amarillo. Eso,  si no son daltónicos y ¡gracias a que han jugado mucho al parchís!.


Se van acostumbrando al marrón, al gris (de tanto vernos con el puesto), al naranja porque a veces las comen y al rosa porque saben que ese color lo llevan las niñas bebés.Y por supuesto al negro que es mi color fetiche del armario, el que más adelgaza, aunque nunca será mi favorito.

¿Pero qué pasa cuándo les dices que te has comprado una chaqueta color rata, un jersey melocotón o un abrigo azul Francia?. ¡QUE YA LA HEMOS LIADO!.

Estaba yo un día en mi cocina explicándole a I. que había hecho el fondo de este blog igual que mi papel de la cocina.


"¿ROJO?", me contestó mi I. con cara de asustado.
 “¿Rojo?”, le dije yo, “esto no es rojo cari”, "esto es color hortensia autóctono". Así le llamo yo a este color. "Color hortensia del Cantábrico", que no es blanca, ni rosa pálido, ni azulona ni violácea. Es la hortensia que tenemos por toda nuestra ciudad. ¡FRESA FUERTE!

Aquí ya le dejé sin palabras. Imposible visualizar una hortensia autóctona e identificar el color. Tendré que mostrarle aquí la hortensia autóctona. Da igual que tenga una en casa, probablemente no se habrá fijado. No se habrá dado cuenta que la que está aquí debajo, la ha tenido todo el verano delante, es la que más me gusta ¡sin duda!.


¿Por qué es tan fácil para nosotras visualizar un objeto cuando nos dicen el nombre de un color?.

Verde botella, vemos inmediatamente una botella.


Azul añil, vemos los polvitos de añil.


Azul Francia, lo hemos usado toda la vida, sobre todo nuestras madres.


Verde fosforescente, ¿no han visto nunca este color?, pues es un color ácido, a los hombres les gusta mucho este adjetivo, “ácido”.


Amarillo pollito, ¿ellos no ven un pollito?.



Verde musgo, ¿pero quién no se imagina un nacimiento con musgo?.



Batalla perdida. No hay forma que sepan cual es el color melocotón, para ellos melocotón es una fruta.

Es lo que pasa y es lo que hay, mejor dicho, lo que no hay porque los hombres no tienen imaginación, es por esto que no entienden de colores.

Yo creo que la percepción del color es más un tema de "prestar atención". Creo que las mujeres prestamos más "atención" a las cosas de la vida en general, y somos más sensibles a las cosas de nuestro alrededor.

De todos modos, tengo que decir en favor de I. que hay que ver lo mucho que ha aprendido de tejidos, de dibujos, de plisados, de volantes y de otras cosas, (por la cuenta que le  trae), bueno con los colores creo que tiene aún algunos problemillas, especialmente con el hortensia del cantábrico.

Creo que a partir de hoy, este color lo tendrá superado.

0 comentarios