TIRAMISÚ

25 nov. 2010 0 comentarios en esta entrada


Aquí estoy yo, escuchando una canción de Claudio Baglioni, "Nel sole, nel sale, nel sud", eterno disco que nos acompañó a mi hermana y a mí en momentos de amor y de desamor. En fín, dedicaré un post sobre esto otro día, hoy toca receta.


Esta receta de Tiramisú (no le podía ir mejor a esta canción),  es de una de mis cocineras Inglesas favoritas, Delia Smith. Lo que más me gusta es que puedes hacerla en una fuente para varias personas y cortarla en porciones, o la puedes montar en copas individuales.


Este es un postre un poco "especial", no le gusta a todo el mundo.

No hay una fórmula clásica como en otros postres para hacer tiramisú. Hay gente que le añade ron oscuro, otros vino dulce (como la primera vez que lo probé en Italia) y yo también lo he hecho sin alcohol para que parezca más un postre de café y chocolate. Esta receta es para amantes de la unión del chocolate y café junto a la cremosidad del mascarpone. Hoy le pondré de todo.


Comparto con vosotros esta receta




TIRAMISÚ


INGREDIENTES
3 yemas de huevo
2 claras
50 gramos de azúcar
24 bizcochos de soletilla o galletas boudoir (tipo Saboya)
150 ml de café expresso
2 cucharadas de ron
50 gramos de chocolate negro, con un 70% de cacao rayado
2 cucharadas de un buen cacao

Se necesitará también una fuente rectangular o cuadrada, o si no, copas individuales para montar el tiramisú.


Estos son los bizcochos de soletilla, los que vienen pegados a una tira de papel, ya no se hacen en muchos sitios, pero todavía se pueden encontrar en las buenas pastelerías. Si no, utilizar los bizcochos que se venden ya de marca que aquí se llaman galletas tipo Saboya o bizcochitos boudoir, en inglés ladyfingers.








PROCEDIMIENTO
Comenzar batiendo las yemas con el azúcar, reservando dos claras, si es posible con varillas eléctricas, durante 3 minutos o hasta que la mezcla empiece a adquirir un punto cremoso (punto ruban).








 También se puede batir a mano, evidentemente.







En otro bol aparte, menear con una cuchara de madera el mascarpone para aligerarlo un poco.







Gradualmente ir añadiendo al mascarpone la mezcla anterior de huevos y azúcar. Con paciencia, ir batiendo bien cada vez que incorporéis parte de la mezcla hasta volverle a añadir la siguiente.







Si tenéis otro aparato para montar las claras a punto de nieve ponerlo en marcha, si no, limpiar bien las varillas eléctricas y empezar a montar las claras. O a mano.






Cuando las claras estén firmes, añadirlas a la mezcla de mascarpone, yemas y azúcar con una cuchara de metal y siempre con movimientos envolventes. Reservar.







Colocar el café y el alcohol (ron o lo que sea) en un plato e ir "mojando ligeramente" las galletas o los bizcochos de soletilla. Cuidado, no las tengáis mucho tiempo en el café porque absorven mucho líquido, una pasada ligera bastará para que se empapen. Si se mojaran mucho, el tiramisú se haría una pasta de galleta y eso no interesa.






Si vais a utilizar una fuente cuadrada, colocar las galletas enteras en el fondo, encima un poco de la mezcla del mascarpone, y de nuevo otra capa de galletas, mascarpone y terminar con una capa de cacao en polvo o de chocolate rallado.








Si vais a servir en una copa individual, colocar las galletas partidas en trozos (una bastará), espolvoreais un poco de cacao por encima, seguido de una capa de mascarpone y para finalizar el chocolate rallado.






Y ahora a presentarlo.










0 comentarios