PASTEL DE CHOCOLATE CON SALSA CREMOSA

17 oct. 2010 2 comentarios en esta entrada


Este pastel cunde mucho con la salsa de chocolate. Lo hice en el molde tipo pudding o flanera con ondas como la foto, queda muy estético y como queda un pequeño agujero en el centro, lo rellené de trufas de chocolate y alrededor le puse la salsa de chocolate.

INGREDIENTES

230 gramos de harina con levadura incorporada-
½ cucharada sopera de bicarbonato de soda
25 gramos de cacao en polvo
Una cucharada de café instantáneo
150 gramos de azúcar
50 gramos de azúcar demerara si no, azúcar morena
2 huevos ligeramente batidos
½ cucharada de esencia de vainilla
1 taza de buttermilk - un poco mas de medio vaso de 250 c.c. (el buttermilk es un ingrediente que se usa en algunos postres anglosajones y se hace con un vaso de leche entera al que hemos añadido una cucharada grande de zumo de limón, se deja reposar media hora y se remueve antes de utilizarla, se corta la leche y esto es lo que se llama buttermilk).
½ taza de leche
60 gramos de mantequilla sin sal derretida


Para la salsa de chocolate cremosa
100 gramos de chocolate, mitad con leche y mitad suchard postres partido en trozos
Un poco mas de medio vaso 250 c.c. de crema de leche


PROCEDIMIENTO
  1. Lo primero que debemos hacer es el buttermilk. Echamos la leche en el vaso, la cucharada grande de zumo de limón y sin tocarlo lo dejamos reposar media hora mínimo, así cuando tengamos que añadirlo con los líquidos ya estará preparado.
  2. Precalentar el horno a 180 ºC.
  3. Untar el molde con mantequilla o aceite. Tamizar la harina, el bicarbonato, el cacao y el café mientras lo echamos en el bol. Añadir los azúcares. Echar en la mezcla anterior los huevos batidos ligeramente, los líquidos y la mantequilla derretida usando una batidora eléctrica a velocidad baja durante unos 3 minutos hasta que esté todo bien mezclado. Seguir mezclando ahora a velocidad rápida durante otros 5 minutos o hasta que veamos que ya no hay ningún grumo y que ha aumentado algo su volumen.
  4. Echar la mezcla en el molde, alisar la superficie si fuera necesario. Cocerlo en el horno durante 35 minutos o hasta que veamos que una varilla o un cuchillo sale limpio. Sacarlo del horno y dejarlo reposar 10 minutos, desmoldarlo y pasarlo entonces a una rejilla para que se enfríe del todo. 
  5. En una cazuela pequeña mezclar la crema y el chocolate. Remover lentamente a fuego lento hasta que se haya derretido el chocolate. Retirarlo del calor. Enfriarlo a temperatura ambiente, echarlo por encima del pastel, decorarlo con unas trufas de chocolate o servirlo con unas fresas.

2 comentarios

  1. hummmmm, que pinta más rica!!! Si no fuera por mi dichosa dieta...

    ResponderEliminar
  2. Y éste, no me digas que no es una tentación: tiene que estar de muerte lenta, vaya rico. Besinos.

    ResponderEliminar